• Pimpampelis

Tips básicos para grabar (bien) con tu móvil.


A este respecto hay tropecientos manuales rápidos por internet que el Sr Google compartirá con nosotros amablemente si pedimos por esa boquita llamada teclado.

Aunque escribir en tu navegador "quiero grabar guay con mi móvil, así como le sale a Belén, pero obviando que es una pedazo de profesional de lo suyo con años de experiencia y estudios". Escribir eso es poco práctico, ya que Google no me conoce tan profundamente -aún- como para saber de qué Belén le habláis.

Así que he pensado que mejor os hago un resumen guay, porque necesito que esto sea una cosa de equipo. Ya sé, suena feo, diréis. Que se curre la mujer las pelis que para eso nos dejamos los ahorros. Y encima pretende ponernos a trabajar.

Pero que vuestra experiencia en Pimpampelis sea única y emocionante tendrá mucho que ver con lo que hayáis disfrutado grabando vuestros recuerdos. Y cuando uno sabe lo que hace y sabe sacar partido de los recursos que tiene, disfruta con el proceso de grabar tanto como con los resultados.

Luz.

La luz es nuestra amiga, sólo hay que tratarla como a tal. Hazle caso, quiérela. Si grabas y tu foco de luz, llámalo sol, ventana o bombilla, está a 45 grados, mejor que mejor. Ni a tu espalda (sombra tétrica asegurada) ni a la espalda de tus protagonistas (contraluz misterioso al canto). Si fueras cámara profesional, de hecho, lo suyo sería usar tres puntos de luz: la principal, el relleno y el contraluz. Pero no hay que ser fotógrafo, tú sólo recuerda que la cara de la gente no esté oscura y tira millas. Y los fluorescentes que caen sobre la cara cual peli de terror tampoco valen, by the way.

Sonido.

A todos nos gusta oír con claridad lo que se dice cuando vemos un video. Y para eso necesitas dos cosas importantes: que no haya ruido en el ambiente donde grabas y estar cerca de la fuente de sonido que nos interesa, cosa que no pasan siempre. La cuestión es que si quieres grabar una frase, una entrevista, o un chiste gracioso, puedes poner el móvil a modo de micrófono y grabar, olvidándote de la imagen. Siempre se podrá usar ese audio y enriquecerá el montaje, a pesar de que no vaya con un video sincronizado. Al menos se escuchará con nitidez. También te puedes poner exigente, y usar un móvil pegado a quien hable para grabar sonido, como si fuera un micrófono, y otro móvil para el vídeo. Hay muchas apps para grabar sonido que facilitan el trabajo

Pensar en secuencias.

Esto suena difícil, y lo puede ser. Pero es un mundo lo que puedes conseguir si podemos descomponer una misma acción en diferentes planos y que juntos formen una secuencia. Pura magia.

Por ejemplo, puedes grabar frente a tu familia mientras juegan en la arena, mientras ves toda la acción pasar, hasta que todos corren a darse un chapuzón y se alejan. Aunque será mucho más interesante si grabas un rato así, de frente y de lejos, luego te acercas y grabas desde arriba cómo el castillo de arena evoluciona. Más tarde grabas manos en el cubo de arena trabajando sin cesar, así como las caras de los tuyos pasándolo bien, bien cerquita. Y luego grabas desde el otro lado. Aunque sea sólo por variar, ya habrás mejorado mucho tu vídeo.

Encuadre.

Es importante respetar la regla de los tercios, que implica que la persona o cosa que queremos grabar no esté plantado en medio del plano, sino entre los dos tercios la imagen, a la izquierda o la derecha. Es decir, si dividimos la imagen en tres tercios, nueve cuadros en total, el punto de atención estará en alguna de las 4 intersecciones que se forman. Uff, suena técnico, verdad?

Como una imagen aquí sí que vale más que mil palabras, atentos a la de abajo.

Si nos quedamos con lo importante, la cosa es que debe tener “aire” a un lado y también sobre la cabeza, aunque sin exagerar. Es difícil si no tienes costumbre, pero verás que tus imágenes se vuelven mucho más equilibradas, naturales y fluidas. Sólo hay que hacer el ojo y practicar.

Enfoque.

Aquí dependes de la magia de tu móvil, aunque casi todos los smartphones tienen la capacidad de hacer enfoque puntual tocando la pantalla donde te interese, incluso en medio de una grabación. Lo importante es que lo tengas en cuenta, que te mentalices de que enfocar importa, que ningún programa de edición lo arregla y que es realmente molesto ver algo desenfocado ¡Y si no que se lo pregunten a los miopes!

¡Y ahora a grabar! Pero con amor y corrección, que yo sé que ese iphone7 de chorrocientos píxeles y 4k llora en tu mesilla por las noches, aunque él se merece algo mejor que vídeos movidos, oscuros y ruidosos. Y tú también, porque empiezas pidiéndome una peli y terminas yendo de vacaciones y pensando en mí. En la comunión de tu sobrina y pensando en mí. En tu viaje de novios y pensando en mí. Pensando en que la próxima peli de Pimpampelis quieres que mole mucho, y pensando en poner en práctica todo lo que has aprendido de nuestra experiencia juntos.

Vale, a tí no te ha pasado porque todavía no tienes tu peli ni la suerte de haberme contratado para hacerla, pero hay fieles seguidores que quieren hacer de este mundo un lugar audiovisualmente mejor, un lugar enfocado y luminoso donde todos sus vídeos sirven para la edición final y no para acabar en la triste basura. Para vosotros, queridos, grabaos a fuego estos truquis y a triunfar.

#consejos #videoscaseros #grabarconelmovil #pelis #encuadrar #enfocar #iluminar

0 vistas

 © 2019 Pimpampelis

  • Vimeo - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle